Ya todos saben que Manu Ginobili siempre ha dejado todo en sus equipos. Esta vez se la juega por Argentina y, en la previa a su despedida profesional, lanza una ingeniosa propuesta desde el Parque Nacional más visitado del país.

Manu observa con templanza la Garganta del Diablo, el rincón más famoso e imponente del Parque Nacional Iguazú, una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. “Es un sitio ideal para energizar el cuerpo y despejar la mente”, afirma a los periodistas. Manu eligió Iguazú como sede espiritual en su nueva etapa.

Así es, como la imagen de Iguazú comenzó a viralizarse por el mundo. El basquetbolista invitó a los estadounidenses y al mundo entero a conocer las Cataratas del Iguazú y la Argentina a través de un video en sus redes sociales que lanzó con el hashtag #YouAre Welcome, en respuesta al #GraciasManu con el que sus seguidores lo despidieron tras su retiro.

Manu se puso una vez mas su emblemática camiseta numero 20 y encabezo una campaña que impulsa el gobierno para posicionar Argentina como destino a nivel internacional. Con el fin de promover el turismo receptivo, se están llevando a cabo acciones dentro del ámbito digital en mercados que son estratégicos para nuestro país, porque en conjunto concentran el 80 por ciento de la meta de turistas planteada: Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, España, Perú y Uruguay.